Día europeo para la prevención del riesgo cardiovascular

Share

Hoy es el día europeo para la prevención del riesgo cardiovascular, para concienciar sobre un problema que puede prevenirse mucho antes de los primeros síntomas, os dejamos unas recomendaciones para tener nuestro riesgo cardiovascular a raya.

Hábitos tóxicos:

Dejar de fumar es la medida más efectiva para reducir su riesgo cardiovascular y el principio para mejorar su salud. Organice un plan para dejar de fumar, marque unos objetivos y revise de cuando en cuando sus logros, si cree que no es capaz, no dude en pedir ayuda, el personal sanitario le ayudaremos encantados.

Una dieta equilibrada

Una correcta alimentación, con todos los grupos de alimentos, incluyendo como mínimo 5 porciones de fruta y/o verdura al día, pescado 2-3 raciones por semana sobre todo de aquellos ricos en omega 3 (sardinas, chicharro, salmón, atún fresco etc), evitar las grasas saturadas y limitar la sal (no más de 6g al día) además de priorizar las carnes blancas a las rojas nos ayudará junto con una adecuada ingesta de agua para mantenernos hidratados.

El alcohol en nuestra dieta puede incorporarse pero siempre en pequeñas cantidades para considerarlo beneficioso (máx. dos copas de vino o dos cervezas/día en hombres y solo una en el caso de las mujeres). Cantidades superiores o de bebidas alcohólicas de mayor graduación son perjudiciales para nuestra salud puesto que aumentan la tensión arterial y pueden debilitar el músculo cardíaco.

Ejercicio físico

Un ejercicio moderado pero realizado de forma habitual (caminar 30′ al día) hará que de forma paulatina aumente su nivel físico y poco a poco sea capaz de aumentar el tiempo y la intensidad. No dude en consultar a los profesionales sanitarios que podrán orientarle en las diferentes actividades que puede realizar según su condición física (Paseo, bicicleta, natación…)

Cuide su peso

La obesidad afecta a nuestras arterias, si usted tiene un IMC superior a 30 (altura en cm al cuadrado/peso en kg) se encontrará en el nivel de obesidad, entre 25 y 30 se considera sobrepeso. En ambos casos el exceso de peso aumenta las posibilidades de padecer hipertensión arterial, dislipemias o diabetes, del mismo modo las arterias tienen un mayor riesgo de desarrollar placas de ateroma. Vigile su peso, revise su dieta y plantéese objetivos sencillos de alcanzar, recuerde que con bajar un 10% de su peso ya reducirá en un 20% la probabilidad de presentar una enfermedad cardiovascular grave en los próximos años.

Déjese cuidar

Revisar su tensión arterial de forma periódica, sus niveles de colesterol o su nivel de glucosa en sangre son exámenes rutinarios y sencillos que le ayudarán a monitorizar su salud y prevenir con hábitos saludables lo que si se deja en el tiempo terminará siendo una patología a tratar.

Acuda a su médico o enfermera para hacer un control rutinario y ellos le indicarán las pautas a seguir y la frecuencia óptima de sus revisiones.

Descanse y evite el estrés

Dormir al menos ocho horas al día y evitar las situaciones de estrés mejorarán sustancialmente su calidad de vida y por extensión reducirán su riesgo cardiovascular. Planificar la actividad correctamente durante el día para asegurar un descanso adecuado y emplear técnicas de relajación y afrontamiento del estrés pueden ayudarle a lograr este objetivo.

 

Os dejamos nuestra infografía sobre la prevención del riesgo cardiovascular.

 

RIESGOCVINFO

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *