Unidad de daño cerebral adquirido (DCA) y grandes lesionados medulares

Share

Unidad de DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO ( DCA ) Y GRANDES LESIONADOS MEDULARES

Sanatorio Nuestra Señora de Covadonga

Hoy os presentamos nuestra unidad de Daño Cerebral Adquirido ( DCA ) y Grandes Lesionados Medulares que ha sido creada en nuestro centro para satisfacer las necesidades de atención de la población afectada por estas dos graves situaciones.

Dotada de un equipo multidisciplinar compuesto por varios de nuestros mejores profesionales, la Unidad trabajará en cada una de las facetas que se ven alteradas en estas patologías tan severas.

Unidad DCA, Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. #CuidamosDeTi Clic para tuitear

Cifras y datos en nuestro país

Daño Cerebral Adquirido

La expresión Daño Cerebral Adquirido (DCA) o Sobrevenido se emplea para cualquier forma de lesión cerebral  que afecta a una parte o a la totalidad del tejido cerebral. El DCA no es, propiamente, una enfermedad, sino un conjunto de secuelas en múltiples áreas funcionales, desde la movilidad a los aspectos cognitivos, como consecuencia de lesiones cerebrales(1).

Tabla 1 Altas hospitalarias por ACV con probabilidad de secuela

Las funciones controladas por el cerebro hasta ese momento, y que lo hacían con normalidad, se ven interrumpidas de forma abrupta por la lesión cerebral. Dependiendo de la parte lesionada, la autonomía y capacidades del paciente se verán afectadas en diferentes esferas y con diferente intensidad, pasando de alteraciones menores, o incluso lesiones altamente incapacitantes.

Por este motivo, los afectados por el DCA, ven limitada su autonomía personal y se ven abocados a depender de una tercera persona.

Los tipos de Daño Cerebral Adquirido más frecuentes son:

  • Ictus o Accidente Cerebrovascular
  • Traumatismo Craneoencefálico
  • Otros tipos: Anoxia o Hipoxia Cerebral, Esclerosis Múltiple, Encefalitis Víricas, Tumores Cerebrales.
El DCA es la principal causa de discapacidad del adulto en los países de nuestro entorno. #UnidadDCA… Clic para tuitear

La lesión cerebral supone tal impacto en la vida del paciente, que ve, de forma repentina como se interrumpe su proyecto de vida, sus planes y aspiraciones, así como su propio control y autonomía.

En España 420.064 personas viven con Daño Cerebral Adquirido (DCA). El 78% de los casos tienen su origen en un ictus y el 22% restante en traumatismos craneoencefálicos y otras causas. Cada año se producen 104.071 casos nuevos.[1]

Tabla 2

Como vemos en la tabla 2(1), el 73% de los pacientes dados de alta de proceso agudo de ACV con posibilidad de secuela, se van a su domicilio, donde la adaptación a la nueva situación, la carga del cuidador, muchas veces inexperto y el afrontamiento desde el plano psicológico a la nueva situación son factores determinantes para la autonomía posterior del paciente.

Lesión Medular

La lesión Medular (LM) es una afectación en la médula espinal, un cordón nervioso que, protegido por la columna vertebral, se extiende desde la base del cerebro hasta la región lumbar.

A lo largo de esa columna vertebral parten los nervios raquídeos que inervan la zona cervical, torácica, lumbar o sacra. Dependiendo de esa inervación se encuentran diferentes capacidades sensitivas y motoras relacionadas con la región inervada, la médula espinal, es parte del sistema nervioso central (SNC) y supone el canal por el que el cerebro envía y recibe información nerviosa de cada una de las partes del cuerpo.

En el momento en que ese canal de comunicación se interrumpe, se produce también una interrupción de la capacidad motora y sensitiva, no pudiendo de forma voluntaria movilizar la parte lesionada ni tampoco sentir por debajo de esa lesión. Del mismo modo, se pierde el control de los esfínteres, tanto para la micción como para la evacuación intestinal, y se producen trastornos en el plano sexual, reproductivo y otros problemas derivados como pueden ser las úlceras por decúbito, trastornos renales, infecciones del tracto urinario…

El nivel de dependencia del paciente aumenta proporcionalmente según la altura de la lesión, cambiando totalmente y de forma abrupta, como ocurre con el DCA, su autonomía y proyección personal.

Cerca de 1.000 españoles sufre cada año una Lesión Medular traumática, lo que eleva por encima de los 30.000 el total de afectados (Rodríguez y Vaquero, 2009).

Las personas con lesión medular tienen principalmente dificultades y limitaciones en la movilidad (96,9% de los casos), en el autocuidado (81,1% de los casos) y en la realización de tareas de la vida doméstica (84,3% de los casos).(2)

Los tipos de lesión medular que podemos clasificar son[2]:

  • Lesión medular a nivel cervical: la interrupción de las vías nerviosas da lugar a una TETRAPLEJIA, que es la pérdida o disminución de la sensibilidad y/o movilidad voluntaria de las extremidades superiores e inferiores y de todo el tronco.
  • Lesión medular a nivel torácico y lumbar: da lugar a una PARAPLEJIA, que se manifiesta por una falta de sensibilidad y/o parálisis total o parcial de las extremidades inferiores, y de la parte del tronco sublesional.
  • Lesión medular nivel del cono medular y de la cola de caballo: la afectación de la sensibilidad y la movilidad voluntaria es menor, por lo que, en la mayoría de los casos, se preserva la capacidad de marcha; sin embargo, la secuela más notable es la pérdida del control sobre los esfínteres.

La asistencia de pacientes con DCA/GLM

En el análisis sobre la lesión medular en España de Aspaym(2) indican que las personas con lesión medular tienen principalmente dificultades y limitaciones en la movilidad (96,9% de los casos), en el autocuidado (81,1% de los casos) y en la realización de tareas de la vida doméstica (84,3% de los casos) y que además la población con Lesión Medular que tiene estas dificultades, el 54,6% de estos tiene una edad inferior a 40 años.

En relación al DCA la Sociedad Europea de Traumatismo Cerebral (EBIS) se refiere al daño cerebral como una deficiencia oculta, “invisible”, puesto que las personas afectadas suelen recuperar autonomía de movimiento, a pesar de los problemas de audición y vista, pérdida del equilibrio o dificultades en el habla. Sin embargo, las limitaciones más discapacitantes pueden pasar desapercibidas: pérdida de memoria y capacidad para aprender, dificultades para razonar y resolver los problemas más inmediatos (como elegir la ropa, comer), alteraciones emocionales, de la conducta, baja autocrítica(3).

Es el momento del alta del proceso agudo cuando estos pacientes se enfrentan a una realidad que en ocasiones les supera, dice el defensor del pueblo en su informe(3):

En el hospital se facilita información diagnóstica y una primera orientación de tipo técnico-médico. Pero también cabe esperar la preparación del alta en sus distintas vertientes tratándose de un paciente complejo en términos de salud y en términos sociales.

Las asociaciones consideran que sería conveniente que ya en el hospital alguien asumiera esa primera y necesaria función de enlace, de presentación de redes de atención, de guía de primeros pasos a seguir. La figura del profesional que asumiera esa posición bisagra, ‘sociosanitaria’, generalmente vinculada en este espacio a la figura del ‘trabajador social’, resulta, desde esta perspectiva, central.

Unidad de asistencia al DCA y GLM

En nuestra Unidad de asistencia al DCA y GLM trabajan de forma coordinada varios profesionales que darán soporte sanitario al paciente, permitiendo en la medida de sus posibilidades una mejor calidad de vida y una adaptación para las actividades de la vida diaria.

Integrantes de la Unidad de DCA/GLM

Fisioterapeutas: Su labor consiste en tratar y evaluar a estos pacientes que presentan lesión en el sistema nervioso central. Contribuyen con el resto de profesionales a prevenir las complicaciones propias de una lesión cerebral, a prevenir su deterioro y/o a mejorar las funciones sensitivo motoras y la capacidad funcional de los pacientes cuando es posible.

Dentro de la unidad, el equipo de fisioterapeutas requiere de una evaluación preliminar del paciente para determinar cuáles son sus déficits y cuales las capacidades que debe restablecer.

Logopedia especialista que se ocupa de prevenir, evaluar, diagnosticar y rehabilitar las alteraciones del lenguaje, el habla, la voz y la deglución.

Las alteraciones más comunes en el DCA son:

Afasia:

Trastorno del lenguaje que puede afectar a la expresión, comprensión o ambas.

Disartria:

Trastorno del habla causada por una alteración de los mecanismos del habla. Comprende las disfunciones motoras de la respiración, articulación, fonación, resonancia y prosodia. En algunos casos también la deglución (disfagias).

Disfagia:

Dificultad para tragar, que puede darse con los líquidos, sólidos o con ambos.

Disfonías:

La producción de la voz requiere de la coordinación de muchos músculos. Los desajustes de dichos músculos, pueden ocasionar alteraciones de la producción de la voz, que pueden afectar al tono, intensidad y timbre (en mayor o menor medida).

Medicina Interna: Los pacientes de esta unidad presentan con frecuencia problemas simultáneos derivados de su estado, la Medicina Interna es una especialidad médica que aporta una atención global al enfermo. Es esa concepción del paciente como una unidad integral la que hacen idóneo a este especialista a la hora de tratar a pacientes que dada su condición, son proclives a padecer un conjunto de problemas de salud que pueden alterar en gran medida su calidad de vida.

Su objetivo, es evaluar al paciente y anticiparse en la medida de lo posible a la aparición de esos problemas de salud para evitarlos, o una vez instaurados, resolverlos de la mejor forma posible.

Neurólogo: Su especialidad es la rama de la neurología. Es decir es un especialista de todas las enfermedades que afectan al sistema nervioso, en particular, las enfermedades que afectan directamente al sistema nervioso central, tanto al cerebro como la médula espinal, donde se incluyen tanto los pacientes con DCA como los GLM. Su objetivo es evaluar al paciente para tener una información especializada de sus lesiones y de las complicaciones que pueda llegar a tener en su caso específico, es un soporte básico, como especialista, para el resto del equipo.

Neurocirugía  es la especialidad médica que se encarga del manejo quirúrgico (incluyendo la educación, prevención, diagnóstico, evaluación, tratamiento, cuidados intensivos, y rehabilitación) de determinadas enfermedades del sistema nervioso central, periférico y vegetativo, incluyendo sus estructuras vasculares; la evaluación y el tratamiento de procesos patológicos que modifican la función o la actividad del sistema nervioso, incluyendo la hipófisis y el tratamiento quirúrgico del dolor.

Muchos de los pacientes de esta unidad son atendidos en primera instancia por un especialista neurocirujano. Su presencia, no siendo intervencionista (quirúrgica) asegura mediante su inclusión en el equipo, una correcta evaluación e interpretación de los datos aportados por el paciente de forma previa, siendo una pieza clave para dar continuidad a los cuidados.

Enfermeras, que coordinan y son nexo de unión entre las distintas actividades que comprende el programa integral y proporciona los cuidados integrales necesarios para este tipo de pacientes. La valoración de enfermería al ingreso, proporciona un conocimiento pormenorizado en los diferentes de patrones de salud, que abarca, desde el método de tratamiento y el nombre con que el paciente desea ser llamado, hasta conocimiento de la esfera espiritual y religiosa. Estos profesionales son junto con las TCAEs el hilo conductor de todo el equipo, dada su estrecha y constante relación con el paciente, y son la herramienta básica para incluir a la familia en el proceso de atención y cuidados.

TCAEs pieza indispensable en el tándem asistencial, que constituye el soporte para el autocuidado de estos pacientes a medida que avancen en la reincorporación, aunque sea parcial, de la autonomía en las ABVD.

Terapeuta ocupacional: Es responsable de evaluar las capacidades de la persona para desempeñar las actividades de la vida diaria y readaptarlas en caso de que éstas se encuentren dañadas, mediante el uso de la actividad con propósito, la adaptación del entorno o el asesoramiento sobre productos de apoyo entre otros, consiguiendo así el máximo grado de independencia posible.

Neuro-Psicóloga, La Neuropsicología, estudia, desde una perspectiva biopsicosocial, la organización, el funcionamiento cerebral y su relación con la conducta. Realiza la valoración del estado cognitivo, emocional y conductual así como el entorno del paciente para, posteriormente, planificar el programa de intervención.

Neurólogo, atiende a la valoración y compensación de déficit, con orientación a la vida cotidiana, en relación con las siguientes áreas principales: atención, memoria, funciones ejecutivas, adquisición de destrezas para el autocuidado; modificación de la conducta, ante alteraciones como la impulsividad, irritabilidad, agresividad, falta de control emocional, desinhibición, infantilismo y apatía, con vistas a evitar su trastorno en el medio familiar y favorecer la participación social (habilidades sociales).

Responsable de atención al paciente, nuestro centro cuenta con la posibilidad de asistencia por parte de este profesional en caso de que las circunstancias personales del paciente, una vez evaluado, requieran de su experiencia en la coordinación de elementos burocráticos, y como nexo de confianza entre el propio centro y la familia y usuario.

Administrativos, que conducen en todo momento al paciente y sus familias a través de los trámites burócráticos y colaboran en la gestión de citas y organización administrativa de las diferentes sesiones entre los profesionales.

Familia: Como una parte más del equipo interdisciplinar, como parte integrante y activa de los cuidados y del apoyo psicológico del paciente, aprenderán a readaptarse a la nueva situación, mejorar la autonomía del paciente y a manejar las situaciones relacionadas con su estado de forma satisfactoria.

Adicionalmente en función de las necesidades del paciente, todo nuestro cuadro médico está a disposición de su asistencia, Geriatra, Sexólogo, Nutricionista, Traumatólogo, Neumólogo, Dermatólogo… y un amplio etc de profesionales.

Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y sus familias.

 Nuestras instalaciones:

Nuestras habitaciones disponen de la privacidad que otorga el alojamiento individual permitiendo la estancia y pernoctación de los familiares que lo deseen, nuestro servicio de catering incluye, a demanda del usuario, la dieta para familiares si desean comer en el centro sin tener que desplazarse. No existe restricción de visitas ni horarios más allá de las pertinentes en el descanso del paciente o si las circunstancias clínicas o personales impiden las mismas. Los baños adaptados y los sistemas de grúa, permiten a nuestro personal ofrecer los cuidados asistenciales de forma cómoda y segura.

Disponemos de una sala de ejercicios espaciosa y confortable con equipos de ejercitación tanto mecánicos como eléctricos, equipos de fortalecimiento muscular, pesas para la realización de ejercicios isométricos y diferente material de fisioterapia.

 

El equipo asistencial de nuestra Unidad cuenta con salas de reuniones y sistemas telemáticos que permiten una comunicación fluida y continuada permitiendo el trabajo en equipo, así como una sala de conferencias donde puntualmente pueden dirigir sesiones de educación para la salud hacia los pacientes de la unidad y sus familias.

 

Nuestro laboratorio 24h tiene disponible en cualquier momento la toma de muestras y su análisis en función de las necesidades requeridas.

Programa

El programa se adapta de forma específica a las necesidades de cada paciente.

Bibliografía y referencias al pie.
  1. Quedaza MY, Huete A, Bascones LM. Las personas con Daño Cerebral Adquirido en España 2015. Real Patron sobre discapacidad Minist sanidad, Serv Soc e Igual [Internet]. 2013;(FEDACE):1-71. Recuperado a partir de: http://fedace.org/wp-content/uploads/2013/09/Informe-FEDACE-RPD-para-DDC-1.pdf
  2. Huete García Eduardo Díaz Velázquez A. Análisis sobre la lesión Medular en España [Internet]. Toledo; 2012 [citado 10 de noviembre de 2017]. Recuperado a partir de: www.aspaym.org
  3. Pueblo D del. Daño cerebral sobrevenido en españa. Daño Cereb sobrevenido en españa un acercamiento epidemiológico y sociosanitario. 2005;14, 34-5.

 

[1] Fuente FEDACE

[2] Fuente Fundación Guttmann

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *