Pautas generales dentro de una alimentación saludable

Share

 

A primeros de año, tenemos muy buenos propósitos de hacer ejercicio, ponernos a dieta, todo ello para perder, de una manera rápida esos kilos que se han ido ganando. Se suelen restringir ciertos alimentos, o emplear dietas muy restrictivas. Seguramente, detrás de esa pérdida de peso aparecerá el efecto rebote.

Cambiar hábitos, el verdadero reto

Para perder kilos, se pueden seguir diferentes caminos. Es muy importante conseguir una estrategia que se adapte a nuestras necesidades: motivación, trabajo, familia, gustos y preferencias, estilo de vida, nivel de actividad física, tiempo disponible, nuestra genética y nuestro estado de salud.

Perder peso de forma segura

Es habitual recurrir a dietas de moda, que pueden hacernos perder algún kilo, poniendo en riesgo nuestra salud. Ciertos tipos de dietas pueden suponer un problema en algunas etapas de la vida o si padecemos alguna enfermedad o tomamos determinada medicación. Pueden derivar en carencias nutricionales, especialmente si no tienen en cuenta nuestras necesidades personalizadas.

Una buena alimentación previene muchos de los problemas de salud más importantes de hoy en día. También puede revertirlos una vez detectados. Podemos obtener muchos beneficios con una nutrición correcta basada en los alimentos que han demostrado científicamente su eficacia.

Pautas generales dentro de una alimentación saludable:

  • Debemos potenciar alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes. La base de alimentación diaria deberá ser a base de verduras, legumbres y frutas, que aportan vitaminas, minerales, fibra, agua y antioxidantes.
  • Es aconsejable aumentar el consumo de grasas saludables que podemos encontrar en alimentos como el aceite de oliva virgen extra, aguacate, frutos secos, pescado azules, semillas.
  • Debemos aportar suficiente agua.
  • Se debe minimizar el consumo de alimentos ultraprocesados, azúcares sencillos, aceites de mala calidad (presentes bollería, en aperitivos, productos preparados..)
  • Debemos cambiar de hábitos y mantenerlos en el tiempo.

Una alimentación saludable implica mucha variedad de alimentos en las proporciones adecuadas, un aporte correcto de energía, un alto consumo de alimentos frescos. Todo ello, junto con el ejercicio físico personalizado, descanso y control de estrés, es la clave para una vida feliz y saludable.

Sra. María Fernanda Aguadé Pastor

Especialista en Nutrición

Cita online: http://www.sanatoriocovadonga.com/cita

 o llamando al teléfono 985 365 122

#CuidamosDeTi

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *