La unidad de rehabilitación cardiaca hospitalaria del Sanatorio Covadonga en medios

Share

Os dejamos los links a toda la aparición en prensa de la unidad de rehabilitación cardiaca hospitalaria del Sanatorio Covadonga:

El Sanatorio Covadonga crea una unidad de rehabilitación para pacientes infartados; En Asturias, solo el HUCA dispone de un servicio de este tipo, que puede contribuir a reducir en un 30% la mortalidad

«Con rehabilitación, la repetición de episodios coronarios se reduce un 30%», Rosario Cortina. Directora de la nueva unidad de rehabilitación cardiaca del Sanatorio Covadonga.

Diez consejos para cuidar el corazón:  La doctora Rosario Cortina, directora de la nueva unidad de rehabilitación cardiaca del Sanatorio Covadonga, da las diez claves para mantener a raya el corazón

Abierta la primera unidad del área de rehabilitación cardiaca hospitalaria: El programa va destinado a pacientes que tras un evento grave o una operación de corazón presentan secuelas y limitación física o psíquica

 

 

Share

El Sanatorio Covadonga pone en marcha la primera unidad de rehabilitación cardiaca hospitalaria del Area V sanitara y la única de la sanidad privada asturiana

Share

Texto: Mónical L. Ventoso

Es la única Unidad de rehabilitación cardíaca hospitalaria (URCH) de la que dispone la sanidad privada asturiana:

Dotada de un equipo multidisciplinar compuesto por varios de nuestros mejores profesionales, la URCH trabajará en cada una de las facetas que se ven alteradas después de un proceso coronario.

Nuestro objetivo es adaptar y recuperar al paciente de un problema cardíaco para que pueda reinsertarse con seguridad nuevamente en su vida diaria.

Cifras y datos en nuestra comunidad autónoma, Asturias.

Según los últimos datos publicados por el INE, en el Principado de Asturias de los 117.057 pacientes dados de alta en el año 2015, 1647 fueron pacientes que habían sufrido un infarto, 1708 habrían sufrido otras enfermedades del corazón y 212 serían dados de alta tras una angina de pecho.

Es decir 3567 personas fueron dadas de alta tras sufrir algún tipo de cardiopatía isquémica[1].

Dada la población de nuestra comunidad autónoma, 1.043.000 habitantes,

34 de cada 10.000 habitantes superan algún tipo de cardiopatía isquémica cada año

Las enfermedades circulatorias, la primera causa de mortalidad en Asturias

Asturias es la comunidad autónoma con mayores tasas de mortalidad por tumores y por enfermedades de los sistemas circulatorio y respiratorio. Según los datos publicados en febrero de este año (2017) por el Instituto Nacional de Estadística (INE) por cada 100.000 habitantes en nuestra región 420,3 fallecen por causas relacionadas con el sistema circulatorio y la tendencia de estos años es ascendente.

Tabla 1 Fuente: INE- EDCM – Año 2015 (6/7)

Cada dos días en nuestra región 9 personas son dadas de alta tras haber sufrido un infarto agudo de miocardio (IAM), nueve personas que abandonan el ingreso hospitalario tras los momentos más críticos, pero que regresan a su hogar con las secuelas físicas que permanecen en su músculo cardíaco, las limitaciones propias que conlleva el proceso.

La Sociedad Española de Cardiología cifra la tasa de reingreso por IAM en el primer año, en el 50%  para menores de 45 años y del 38% en los de más de 75 años[2], por lo que a las secuelas físicas se suman las psicológicas derivadas del estrés y del temor a padecer nuevamente una recaída.

Cada cuarenta y ocho horas NUEVE  personas son dadas de alta tras superar un infarto en Asturias.

La recuperación de la normalidad en la vida diaria pasa por superar por tanto las secuelas físicas como las psicológicas, y por implementar pautas de actuación y hábitos saludables que reduzcan los factores de riesgo.

Temas como la reincorporación laboral, el ejercicio físico, la alimentación o las relaciones de pareja, son problemas comunes a los que una persona se enfrenta una vez es dado de alta tras superar el proceso crítico.

Volver a llevar una vida como antes de padecer un evento de salud crítico, es el principal objetivo de cualquier programa de rehabilitación, y en la unidad de rehabilitación cardíaca no es diferente.

La rehabilitación cardíaca

La Fundación española del corazón define la rehabilitación cardiaca como un programa completo destinado al paciente que tiene una enfermedad cardiaca o ha sido operado de corazón.

Por otro lado la Sociedad Española de Cardiología expone en su publicación sobre Rehabilitación Cardíaca que el objetivo fundamental de la rehabilitación cardíaca es el incremento en la calidad  de vida de los enfermos y, si fuera posible, mejorar el pronóstico. Para ello, se precisa el trabajo coordinado de distintas especialidades médicas y de actuaciones multidisciplinares. Las de índole psicosocial incidirán de forma preferente en la calidad de vida del paciente, las pautas de control de los factores de riesgo y el entrenamiento físico también lo harán sobre el pronóstico.

La fundación española del corazón[3] ha constatado que la mortalidad por enfermedad cardiaca disminuye entre un 20 y un 30% si se lleva a cabo esta clase de rehabilitación. El porcentaje aumenta hasta un 43% si el programa se cumple en su totalidad, no sólo en el aspecto del ejercicio físico.

La Organización Mundial de la Salud[4] establece tres niveles de atención para dispensar programas de Rehabilitación cardíaca según los recursos materiales, humanos e instalaciones disponibles en cada localidad:

  • Nivel básico
  • Intermedio
  • Avanzado

LA OMS ASIGNA NUESTRA UNIDAD AL NIVEL AVANZADO

Dada la capacidad de nuestras instalaciones, el personal implicado de forma presencial en las sesiones y los recursos materiales disponibles, la URCH del sanatorio Covadonga es una unidad de nivel avanzado según las pautas de la OMS.

Somos un hospital donde los servicios médicos y cardiológicos que se presten son de elevada calidad y están disponibles a nuestros pacientes. Un programa de RC de nivel avanzado puede establecerse como centro de referencia local o regional adonde pueden ser enviados pacientes con todo tipo de enfermedades cardiovasculares4.

 

Nuestra Unidad de Rehabilitación Cardiaca Hospitalaria incluye no solo la actividad física tutelada de forma presencial desde cardiología, fisioterapia y enfermería, sino también amplía la recuperación al plano psicológico y nutricional.

Estos profesionales que actúan como un solo equipo, darán soporte sanitario al paciente, permitiendo una reinserción laboral adaptada a sus necesidades.

Unidad de Rehabilitación cardíaca del Sanatorio Covadonga

En nuestra unidad de rehabilitación cardíaca hospitalaria trabajan de forma coordinada varios profesionales que darán soporte sanitario al paciente, permitiendo una reinserción laboral adaptada a sus necesidades.

Integrantes

Directora Médica de la unidad, Cardióloga con experiencia reconocida y entrenada en técnicas de rehabilitación.

Especialistas en ejercicio físico y Fisioterapeutas, formados en fisiología del ejercicio y experiencia en rehabilitación cardíaca.

Enfermera, que coordina y es nexo de unión entre las distintas actividades que comprende el programa integral y posee conocimientos y entrenamiento específico en técnicas de reanimación cardiopulmonar, acompañando en las pruebas de esfuerzo y en la educación para la salud.

Nutricionista que se ocupará  de cambiar los hábitos alimentarios no saludables a los pacientes a los que enseñará tipos de dietas y autonomía para su confección de acuerdo con sus características personales y de salud.

Psicóloga, centra su actividad en el diagnóstico de ansiedad y depresión, trastornos de conducta y personalidad así como en la esfera sexual, que frecuentemente muestran los pacientes cardiópatas.

Médico de urgencias, entrenado en técnicas de reanimación cardiopulmonar supone un soporte adicional de atención urgente durante las sesiones.

Administrativos, que conducen en todo momento al paciente a través de los trámites burócráticos y colaboran en la gestión de citas y organización administrativa de las diferentes sesiones entre los profesionales.

Terapeuta ocupacional y Trabajador Social, nuestro centro cuenta con la posibilidad de asistencia por parte de estos profesionales en caso de que las circunstancias personales del paciente, una vez evaluado, requieran de su experiencia en manejo y precisión de requerimientos físicos e intelectuales para el desempeño de las actividades de la vida diaria o laboral.

Nuestras instalaciones:

Disponemos de una sala de ejercicios espaciosa y confortable con equipos de ejercitación tanto mecánicos como eléctricos, equipos de fortalecimiento muscular, pesas para la realización de ejercicios isométricos y diferente material de fisioterapia. En la sala de cardiología empleamos una cinta de correa sin fin para la realización del diagnóstico y evaluación de la capacidad funcional de los pacientes y contamos como es lógico con equipos de registro electrocardiográfico y material específico para reanimación cardiopulmonar en caso de emergencia, disponibles en cualquiera de las salas. También los pacientes pueden beneficiarse de la realización de ecocardiograma, registros ambulatorios de electrocardiograma y presión arterial si su evaluación clínica lo requiriera.

El equipo médico de nuestra URCH cuenta con salas de reuniones y sistemas telemáticos que permiten una comunicación fluida y continuada permitiendo el trabajo en equipo, así como una sala de conferencias donde puntualmente pueden dirigir sesiones de educación para la salud hacia los pacientes de la unidad y sus familias.

Nuestro laboratorio 24h tiene disponible en cualquier momento la toma de muestras y su análisis en función de las necesidades requeridas.

Programa

El programa incluye un mínimo de 12 sesiones de rehabilitación

Cardiología

Una consulta inicial de valoración por cardiología

Presencia activa en cada una de las 12 sesiones que asegura un seguimiento individualizado y adaptado a cada uno de los pacientes, garantizando en todo momento la asistencia inmediata por parte de un cardiólogo.

Consulta final y emisión de informe final conjunto multidisciplinar.

Valoración Psicológica
  • Evaluación del paciente en los diferentes aspectos relacionados con factores de riesgo (adicción al tabaco, ingesta de alcohol, hábitos no saludables) ansiedad, depresión, sexualidad…
Fisioterapia
  • Realización de 12 sesiones de trabajo físico guiado por fisioterapeutas que trabajarán el incremento de actividad y ejercicio físico.
Enfermería
  • Cuidados durante las sesiones, educación para la salud, apoyo a cardiología.
Nutricionista
  • Valoración y educación nutricional (Recomendaciones, hábitos)
Médico de Urgencias
  • Como apoyo al resto del equipo en todo momento durante el desarrollo del programa.

 

Incluimos la educación para la salud a través de la cual el paciente implementa en sus hábitos rutinas saludables de alimentación, ejercicio y afrontamiento del estrés.

Un exhaustivo estudio de los hábitos de vida y factores ambientales del paciente por parte del equipo multidisciplinar facilita que el objetivo del equipo se alinee en:

  • Mejorar esas condiciones
  • Prevenir recaídas
  • Habilitar al paciente para superar las secuelas físicas.
  • Fortalecer al paciente para superar las secuelas psicológicas que una enfermedad coronaria puede provocar.

El entrenamiento físico es personalizado para cada paciente e individual, marcando los ritmos en función de su evolución y capacidades y está permanentemente guiado de forma presencial tanto por cardiología como con el apoyo constante de fisioterapia y enfermería esta presencia continua es básica para atender cualquier eventualidad que pueda darse en pacientes de estas características.

El seguimiento del proceso en el centro hospitalario garantiza la intervención inmediata en caso de existir un problema.

Nuestro programa consta de un mínimo de 12 sesiones de actividad física tutelada (fisioterapia – cardiología-enfermería) y sesiones de evaluación psicológica y apoyo nutricional, siguiendo las pautas de intervención en rehabilitación cardiaca que la Sociedad Española de Cardiología avala y que  otros centros de reconocido prestigio como el HUCA también implementan.

Nuestro equipo de la URCH

De izquierda a derecha: Mónica L Ventoso, directora de enfermería; Eva Menéndez, supervisora de fisioterapia; Cristina Diaconu, psicóloga; Dra.Cortina, cardiologa directora médica de la URCH, Fernanda Aguadé, especialista en nutrición y dietética.

[1] Fuente: http://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t15/p414/a2015/l0/&file=02001.px

[2] Fuente: Mortalidad a largo plazo y reingreso hospitalario tras infarto agudo de miocardio: un estudio de seguimiento de ocho años. Eva Andrés, Alberto Cordero, Purificación Magán, Eduardo Alegría, Montserrat León, Emilio Luengo, Rosa Magallón Botaya, Luis García Ortiz y José A. Casasnovas. Rev Esp Cardiol. 2012;65:414-20.

[3] Fuente: http://www.fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/119-rehabilitacion-cardiaca/1096-rehabilitacion-cardiaca.html

[4] Montero M et al. Rehabilitación cardíaca. Acción Méd. Sociedad Española de Cardiología, editor. 2009.

 

Share

El Sanatorio de Nuestra Señora Covadonga y la Federación de Rugby del Principado de Asturias renuevan su convenio de colaboración

Share

El Sanatorio de Nuestra Señora Covadonga y la Federación de Rugby del Principado de Asturias renuevan el convenio para el patrocinio del Rugby en Asturias.

Javier Valbuena, Gerente del Sanatorio Covadonga y Alberto Pérez, Presidente de la Federación de Rugby del Principado de Asturias

El Sanatorio Covadonga y la Federación de Rugby del Principado de Asturias han suscrito un convenio de colaboración para el patrocinio de este deporte en nuestra comunidad autónoma.

Javier Valbuena Ruiz, Gerente del Sanatorio Covadonga y Alberto Pérez Iglesias, Presidente de la Federación de Rugby del Principado de Asturias han firmado la renovación del convenio de colaboración en el Sanatorio Covadonga.

Con el patrocinio del Rugby en nuestra región, el Sanatorio Covadonga pretende dar proyección a la práctica deportiva sobre todo con un deporte que tiene unos férreos valores con los que nos sentimos plenamente identificados como son: el trabajo en equipo, el respeto al rival, la deportividad, la unión y el compañerismo.

Además, desde el Sanatorio Covadonga queremos fomentar los múltiples beneficios que se consiguen mediante la práctica deportiva, no sólo a nivel cardiovascular, respiratorio u orgánico, sino también a nivel anímico y social.

Share

Jornada de buenas prácticas con la Fundación Hospital de Calahorra

Share

Entrevistamos a  Mónica López Ventoso, Directora de Enfermería y Responsable de Calidad e Innovación del Sanatorio Covadonga para  que nos hable sobre este intercambio de buenas prácticas.

Fundación Hospital de Calahorra

  • ¿Cuál ha sido la principal motivación para poner en marcha este programa de buenas prácticas

Tras obtener la certificación de calidad (ISO 9001:2015) en nuestro área quirúrgica, no quisimos quedarnos meramente en la obtención de un diploma, la calidad es un proceso vivo y por tanto debe nutrirse y cuidarse de forma continua. Los intercambios de buenas prácticas permiten ver otras realidades y otras formas de adaptarse a problemáticas comunes, oxigena, por decirlo de alguna manera, las ideas aplicadas en tu propia organización, contaminando, en el buen sentido, con los puntos de vista de otros centros, las soluciones y los caminos recorridos.

Toda esa puesta en común, enriquece a las organizaciones, siempre hay algo que aprender y siempre hay algo que puedas enseñar.

  • ¿Por qué la Fundación Hospital de Calahorra?

Desde hace tiempo conocemos la Fundación Hospital de Calahorra a través de las redes sociales y su prestigio en temas de calidad es por todos conocido. Si se habla de EFQM por ejemplo o aplicación de la metodología Lean en el ámbito de la salud es más que probable que termines hablando de la Fundación Hospital de Calahorra.

Dentro de su equipo se encuentran referentes de salud en la redes sociales como son Iñaki González(@goroji),Isabel Muñoz (@imunozmachin) y Pelayo Benito (@unfurioso) que junto con el prestigio de la institución, contribuyen a poner el foco en esta institución sanitaria.

  • ¿Qué es lo que más valoras de esta experiencia?

La fluidez de la información, el trato exquisito recibido por parte de la Dirección representada por la Dra. María Teresa Jiménez, el libre acceso a todo el centro para poder ver en primera persona la aplicación de las mejoras derivadas de los procesos de calidad… La verdad es que sentimos que nos faltó tiempo para continuar compartiendo y aprendiendo.

Por otro lado ver que en un centro de unas dimensiones muy superiores al nuestro, se implementa en todos los servicios una filosofía de calidad y cómo el usuario final se beneficia de esta metodología, no hace sino reafirmarnos en que trabajar por la calidad en sanidad mejora tanto el trabajo de los profesionales (agilizando, aportando seguridad, ganando tiempo…) como por supuesto el de los usuarios finales, centro último de toda nuestra actividad.

Es curioso observar que ante problemas similares, los profesionales tienden a implementar soluciones también parecidas aunque las herramientas sean distintas.

De izda. a dcha. Mónica L. Ventoso (Directora de Enfermería Sanatorio Covadonga), Noelia Vicente (Supervisora de quirófano FHC), Maria Teresa Jiménez (Directora médica FHC), Javier Valbuena (Gerente Sanatorio Covadonga) e Isabel Muñoz (Coordinadora de logística y compras FHC).

Me quedo con una frase de Isabel Muñoz… “Lean nos es más que hacer las cosas fáciles, si no funciona, es que no lo estás poniendo fácil”

  • ¿Qué ha supuesto para el Sanatorio Covadonga y qué cosas  podemos utilizar en nuestro día a día?

Supone reafirmarnos en la creencia de que la metodología en calidad, aporta beneficios no solo al usuario sino también al profesional y por extensión a la organización. Saber que estamos al principio de un camino que otros ya han recorrido pero que nos indican que los resultados, aun no estando libres de esfuerzo y trabajo duro, son positivos.

La sencillez de la metodología Lean Healthcare, donde también la FHC son un buen exponente de su implementación, aplicable en el día a día no solo de una organización sanitaria sino prácticamente de la vida diaria, hace que nos replanteemos que las cosas más sencillas son en ocasiones las que más se agradecen en el trabajo diario. Los avances en calidad no se fundamentan, al igual que cuando hablamos de innovación, en costosos aparatajes o inversiones millonarias, sino en la aplicación de un método y una correcta gestión de los recursos ya disponibles para hacer sencillo y seguro el trabajo diario.

Share