Semana mundial de la Inmunización: “Las vacunas funcionan”.

Share

 Durante esta semana se celebra la Semana Mundial de la Inmunización. En 2017 el tema sobre el que está centrada es: “Las vacunas funcionan”.

Según la OMS: “La inmunización salva millones de vidas y en todo el mundo se la reconoce ampliamente como una de las intervenciones de salud más costoeficaces y que da mejores resultados. No obstante, a día de hoy sigue habiendo en el mundo 19,4 millones de niños sin vacunar o insuficientemente vacunados.”

Nuestra especialista en enfermedades infecciosas, la Dra. Ana Isabel Rueda nos habla sobre  que es la vacunación y su importancia.

Dra. Ana Isabel Rueda Benito

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es en sí una vacuna?

Las vacunas son un método de “enseñar” a nuestro sistema inmune a defenderse de microorganismos patógenos.

¿Cómo se utilizan?

Hay diferentes formas de hacerlo:

  1. Introduciendo en el organismo microorganismos vivos tratados previamente para que sean incapaces de producir la enfermedad.
  2. Introducir fragmentos de microorganismos que por sí mismos estimulen el sistema inmune.

Utilizar uno u otro método depende de cuestiones técnicas relacionadas con la capacidad de estimulación del sistema inmune del microorganismo en cuestión.

¿Por qué es tan importante su uso?

A lo largo de la historia, desde el descubrimiento de la primera vacuna se ha demostrado la eficacia de este método para solucionar graves problemas de salud pública. La primera vacuna fue inventada a mediados del siglo XVIII por el Dr. Jenner y se trató de la vacuna de la viruela. En 1977 se declaró la viruela erradicada en todo el mundo, gracias a las campañas de vacunación masiva. En este momento, enfermedades como la poliomielitis y el sarampión están en vías de erradicación.

Prevenir una enfermedad siempre es mejor que esperar a su desarrollo. La creencia popular de que algunas enfermedades son totalmente benignas y “es mejor pasarlas” es absolutamente falsa. Todas las enfermedades infecciosas son potencialmente peligrosas, pueden tener secuelas y graves complicaciones. Con las vacunas prevenimos las complicaciones graves a corto y a largo plazo y padecer secuelas permanentes como puede ser el caso de la poliomielitis o el sarampión.

Las últimas tendencias anti vacunación que se están poniendo de moda no tienen ninguna base científica y echan por tierra toda la labor de protección de la población en la que se lleva trabajando desde hace dos siglos.

En tu opinión, ¿Cuál es el nivel de sensibilización que hay hoy en día sobre las vacunas?

Me encuentro a diario con pacientes que me consultan sobre la conveniencia de vacunarse, porque otro médico o enfermera le han despertado dudas al respecto. Me da la sensación, por las dudas que me plantean, de que, efectivamente, es necesaria más información sobre el tema para los sanitarios.

Creo que a este respecto es muy importante la actitud y la responsabilidad del personal sanitario porque de nosotros depende sensibilizar a la población en este aspecto. Debemos concienciar de que una actuación preventiva como es la vacuna, con escasos efectos secundarios y con sobrada eficacia demostrada salva vidas directamente y ayuda a salvarlas indirectamente.  Quizás sea necesaria una campaña de formación especializada para el personal sanitario no directamente relacionado con este tema.

 

 

 

Share

Día europeo para la prevención del riesgo cardiovascular

Share

Hoy es el día europeo para la prevención del riesgo cardiovascular, para concienciar sobre un problema que puede prevenirse mucho antes de los primeros síntomas, os dejamos unas recomendaciones para tener nuestro riesgo cardiovascular a raya.

Hábitos tóxicos:

Dejar de fumar es la medida más efectiva para reducir su riesgo cardiovascular y el principio para mejorar su salud. Organice un plan para dejar de fumar, marque unos objetivos y revise de cuando en cuando sus logros, si cree que no es capaz, no dude en pedir ayuda, el personal sanitario le ayudaremos encantados.

Una dieta equilibrada

Una correcta alimentación, con todos los grupos de alimentos, incluyendo como mínimo 5 porciones de fruta y/o verdura al día, pescado 2-3 raciones por semana sobre todo de aquellos ricos en omega 3 (sardinas, chicharro, salmón, atún fresco etc), evitar las grasas saturadas y limitar la sal (no más de 6g al día) además de priorizar las carnes blancas a las rojas nos ayudará junto con una adecuada ingesta de agua para mantenernos hidratados.

El alcohol en nuestra dieta puede incorporarse pero siempre en pequeñas cantidades para considerarlo beneficioso (máx. dos copas de vino o dos cervezas/día en hombres y solo una en el caso de las mujeres). Cantidades superiores o de bebidas alcohólicas de mayor graduación son perjudiciales para nuestra salud puesto que aumentan la tensión arterial y pueden debilitar el músculo cardíaco.

Ejercicio físico

Un ejercicio moderado pero realizado de forma habitual (caminar 30′ al día) hará que de forma paulatina aumente su nivel físico y poco a poco sea capaz de aumentar el tiempo y la intensidad. No dude en consultar a los profesionales sanitarios que podrán orientarle en las diferentes actividades que puede realizar según su condición física (Paseo, bicicleta, natación…)

Cuide su peso

La obesidad afecta a nuestras arterias, si usted tiene un IMC superior a 30 (altura en cm al cuadrado/peso en kg) se encontrará en el nivel de obesidad, entre 25 y 30 se considera sobrepeso. En ambos casos el exceso de peso aumenta las posibilidades de padecer hipertensión arterial, dislipemias o diabetes, del mismo modo las arterias tienen un mayor riesgo de desarrollar placas de ateroma. Vigile su peso, revise su dieta y plantéese objetivos sencillos de alcanzar, recuerde que con bajar un 10% de su peso ya reducirá en un 20% la probabilidad de presentar una enfermedad cardiovascular grave en los próximos años.

Déjese cuidar

Revisar su tensión arterial de forma periódica, sus niveles de colesterol o su nivel de glucosa en sangre son exámenes rutinarios y sencillos que le ayudarán a monitorizar su salud y prevenir con hábitos saludables lo que si se deja en el tiempo terminará siendo una patología a tratar.

Acuda a su médico o enfermera para hacer un control rutinario y ellos le indicarán las pautas a seguir y la frecuencia óptima de sus revisiones.

Descanse y evite el estrés

Dormir al menos ocho horas al día y evitar las situaciones de estrés mejorarán sustancialmente su calidad de vida y por extensión reducirán su riesgo cardiovascular. Planificar la actividad correctamente durante el día para asegurar un descanso adecuado y emplear técnicas de relajación y afrontamiento del estrés pueden ayudarle a lograr este objetivo.

 

Os dejamos nuestra infografía sobre la prevención del riesgo cardiovascular.

 

RIESGOCVINFO

Share

#Somos_Calidad

Share

Calidad ISO 9001:2015

¿Qué es la ISO?

La ISO 9001 es una norma internacional que se aplica a los sistemas de gestión de calidad (SGC) y que se centra en todos los elementos de administración de calidad con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo que le permita administrar y mejorar la calidad de sus productos o servicios.

La sanidad no está exenta de asumir este tipo de gestión, ya que algo tan importante como la excelencia en el cuidado a sus pacientes y la seguridad con la que se les cuida son el valor añadido de una organización sanitaria.

¿Qué diferencia cualitativa tiene una organización que dispone de un certificado de calidad y una que no lo tiene?

lapiz

Ambas organizaciones pueden trabajar exactamente igual, o no…, pero lo que si se sabe con certeza, es que, a diferencia de otros sistemas de calidad, la ISO obliga para su certificación a que un evaluador externo, un auditor, acuda al centro para validar que todos los procesos se estén realizado conforme a esta norma de calidad. Es decir, que la organización que se decanta por adquirir el compromiso de calidad ISO 9001, se presta voluntaria a que lo “examinen”.

 

Esto, llevado al terreno del día a día, y como un ejemplo cotidiano, equivale a comer en un restaurante en cuya puerta luce un certificado que indica que tiene todos los controles de calidad al día como cocinas en perfecto estado de revisión, personal adecuadamente formado en la manipulación de alimentos, controles de limpieza, controles de caducidades de los alimentos, medioambientales, nutricionales…. o bien comer en casa de un desconocido.

Quizá en ambos casos la calidad de la comida y el servicio sean excelentes, pero solo en uno de ellos ya tenemos esa certeza antes de entrar.

¿Y por qué el bloque quirúrgico?

¿Cómo podemos exigir que una pieza de nuestro coche tenga todos los controles de fábrica adecuados para nuestra seguridad y no exigir lo cirujano-2mismo para un proceso tan importante como una intervención quirúrgica?

Esa pregunta fue la que se realizó la gerencia del centro hace ya unos tres años, y desde entonces se han ido dando pasos poco a poco, hasta que en este último año se ha dado el empujón final culminando en la auditoría que tuvo lugar en octubre y que confirmó que efectivamente nuestro centro estaba acreditado en calidad de acuerdo a esta norma.

El centro Sanatorio Nuestra Señora de Covadonga ha decidido comenzar por el bloque quirúrgico por considerar que es uno de los
puntos críticos de un centro sanitario, por su complejidad y conexión con el resto de servicios y por que en él confluyen varios procesos que se desarrollan también en otras unidades (hospitalización, farmacia, admisiones, administración…) a la hora de cuidar a sus pacientes. Así de este modo se puede extender la cultura de calidad en todo el hospital partiendo de este servicio, que podría considerarse como el corazón de un centro sanitario.

Qué nos aporta la ISO.

La norma ISO 9001 ha sufrido varias modificaciones a lo largo de su historia, la última ha sido del 23 de septiembre de 2015, y aunque la de 2008 aún tiene período de vigencia (hasta 2018 para quienes tienen la de 2008), decidimos decantarnos por certificarnos según la última actualización.

caridadLa nueva ISO 9001 2015 trae cambios muy importantes, aunque el más destacado es la incorporación de la gestión del riesgo o el enfoque basado en riesgos en los Sistemas de Gestión de la Calidad. Es habitual que en las organizaciones se tengan en cuenta los posibles riesgos de los procesos que llevan a cabo, pero es ahora, con esta actualización de la norma, que se hace obligatorio para obtener la certificación demostrar que se tiene un sistema adecuado de gestión del riesgo.

Este tipo de enfoque es especialmente interesante en organizaciones sanitarias, ya que obliga a evaluar los procesos desde el punto de vista de los riesgos que pueden provocar y a implantar medidas necesarias para aportar seguridad al paciente.

Por poner un ejemplo sencillo, en cualquier proceso quirúrgico puede emplearse medicación que necesita estar refrigerada, un riesgo potencial es que dicha nevera se quede sin suministro eléctrico. La evaluación de riesgos previa, identifica esa posibilidad y pone en marcha el mecanismo de seguridad: designar al responsable, (farmacéutico), la acción a ejecutar, (colocación de sensores de temperatura continuos con alarmas maximas y mínimas) y protocolo de rotura de cadena de frío, en caso de que se interrumpa el suministro. Con esto no evitas el riesgo de un corte de electricidad en la nevera (por ej que se desenchufe por error), pero sí minimizas las consecuencias que pudiera suponer. Eso es lo que llamamos enfoque basado en riesgos.

«La razón de ser de la calidad en sanidad es orientarse siempre al usuario, aumentar la Seguridad de pacientes»

Esta norma también exige que la calidad esté presente en todos los niveles. Para que la implementación del sistema penetre en todos los estratos de la organización, es muy importante la opinión del destinatario final de la calidad, el paciente, y la colaboración de cada uno de los trabajadores del centro. Por eso, no es un conjunto de normas que se imponen y acatan sin mas, sino que todos los procedimientos han pasado por manos de los profesionales que van a emplearlos posteriormente: enfermeros, médicos, TCAE, administrativos, farmacéutico, gestores… todos en parte han colaborado y contribuido con sus opiniones y puntos de vista, siendo siempre la visión más importante la del usuario.hombres-amigos-abrazados-uno-al-lado-del-otro

La mejora continua es otro de los grandes alicientes de tener implantado un sistema de calidad, ¿de qué nos sirve tener un conjunto de procedimientos y protocolos si luego no re-evaluamos cada cierto tiempo su implantación? ¿Cómo estamos haciendo las cosas? ¿Podemos mejorarlas?

Las encuestas de satisfacción de los usuarios, las encuestas de satisfacción del personal, nuestra batería de indicadores de calidad, el registro de incidencias… son elementos que nos sirven para monitorizar en todo momento cómo estamos desarrollando nuestra actividad y por tanto nos dan ventaja a la hora de reconducir algún proceso, evolucionarlo y mejorar.

Para el personal el sistema de calidad aporta sobre todo seguridad, ya que cada uno de los procesos que ejecuta en su práctica diaria está respaldado por un documento avalado por el centro, documento (procedimiento, protocolo, instrucción…) que se ha realizado basado en la evidencia y que se ha trabajado con los profesionales que lo llevan a la práctica. Saben que trabajan según las normas y eso aporta seguridad también en las acciones que realizan.

¿Porqué es un hito en la sanidad Asturiana?

El Sanatorio Covadonga es el primer hospital asturiano que logra certificar el bloque quirúrgico en ISO 9001:2015, tanto de los hospitales privados como públicos.

medico-1En la sanidad asturiana existen ejemplos de hospitales con certificados en calidad según la norma ISO en alguna de sus unidades (Farmacia, cocina, laboratorio de análisis clínico…) o como en el caso del Valle del Nalón, certificados con normas globales como la Joint Commission (norma de marcado carácter estadounidense de donde es originaria), sin embargo el bloque quirúrgico hasta ahora se resistía a estar certificado de forma específica en calidad. Por eso lograr que un servicio tan complejo como el bloque quirúrgico (esterilización y quirófano) y con tantas interacciones con otras unidades, haya logrado superar esta certificación es motivo de orgullo para un hospital como nosotros.
Unido a esto también destacar que en Asturias somos el primer hospital que obtiene la acreditación de Sanidad Excelente (SEP) a través del cual se nos reconocen la excelencia empresarial, la calidad asistencial de nuestra organización y el compromiso por ofrecer una atención de primer nivel a nuestros pacientes.

 Un año de eventos pioneros

Durante este año hemos ido dando pasos hacia la calidad e innovación. El Sanatorio Nuestra Señora de Covadonga es el prinnovasturasimer hospital Asturiano en formar parte del club asturiano de innovación, punto de encuentro de diferentes empresas asturianas de variados perfiles, donde intentaremos aportar la visión sanitaria en el mundo de la innovación empresarial. Las colaboraciones entre empresas tecnológicas y sanitarias facilitan que la innovación se oriente hacia el usuario y se adapte a sus necesidades, por lo que nos sentimos orgullosos de poder contribuir con nuestras aportaciones.

Del mismo modo el pasado 24 de Noviembre, día mundial de la calidad, fuimos galardonados con el diploma de nuevos socios del
club asturiano de calidad,
una entidad sin ánimo de lucro que lleva más de 20 años en nuestra comunidad aglutinando a organizaciones ubicadas en Asturias que tienen implantado y certificado un sistema de gestión.club-asturiano-de-calidad

En el club somos, junto con el Hospital de Jove, y las áreas I y III del SESPA, cuatro los centros hospitalarios que formamos parte de él.

También en próximas fechas podemos adelantar que iniciaremos dos proyectos de intercambio de experiencias relacionadas con calidad, con sendos hospitales de la red pública que han solicitado colaboración en esta materia desde La Rioja y Baleares.

Mónica L. Ventoso

Responsable de Calidad e Innovación

info_calidad_iso

Share

Infectólogo, ese gran desconocido.

Share

El camino del infectólogo en la consulta de enfermedades infecciones se inició hace 35 años con la fundación de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) por especialistas en microbiología y en medicina interna que asumieron la atención de decenas de miles de jóvenes con infecciones graves, secundarias a la plaga de la heroína intravenosa que en los años setenta y ochenta asoló nuestro país, y a varones homosexuales que en aquellos tiempos parecían ser diana de una nueva enfermedad: el SIDA.

Esto lo hicieron cuando ambos grupos de pacientes sufrían el rechazo y la estigmatización por una parte de la sociedad y del propio sistema sanitario.dscn0168

Desde entonces microbiólogos e infectólogos centran su trabajo en aspectos de la Medicina como el control de la infección hospitalaria, la mejora del uso de los antibióticos, las infecciones en pacientes especiales, como los pacientes con trasplantes; y las sucesivas crisis de salud pública como las epidemias de gripe, de meningitis, el SARS, la hepatitis C, el Ébola y ahora del virus Zika.

«El infectólogo es el médico especialista en enfermedades transmisibles»

En un trabajo más visible para la población general, el infectólogo es el médico especialista en enfermedades transmisibles, es decir, producidas por microorganismos: bacterias, virus, hongos o parásitos. Esta visión más especializada de las infecciones hace que pueda colaborar estrechamente con cualquier otro especialista, asesorando en cuanto a la mejor opción de tratamiento para patologías infecciosas, que pueden aparecer en el ejercicio de cualquier especialidad. Así, es frecuente que un urólogo se enfrente a un paciente con infecciones urinarias de repetición, un traumatólogo a una osteomielitis o una infección articular, un ginecólogo a candidiasis vaginales de repetición, o un dermatólogo a cualquier infección de transmisión sexual. En estos casos (y otros parecidos) la colaboración con el infectólogo puede facilitar el tratamiento y la mejoría del paciente.

«La colaboración entre especialidades a través de la figura del infectólogo puede facilitar el tratamiento y la mejoría del paciente»

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta en este momento la Medicina es la aparición de microorganismos resistentes a muchos (en ocasiones a casi todos) de los antibióticos disponibles. Resulta fundamental en el manejo de este problema el uso adecuado y responsable de los antibióticos, para controlar la aparición de resistencias, y proteger así a los pacientes futuros de la invasión de las “superbacterias”, de las que tanto hablan últimamente los medios de comunicación. La Organización Mundial de la Salud y las sociedades científicas como la SEIMC han publicado documentos con recomendaciones en este sentido, dando así aún  más relevancia al trabajo del infectólogo.

«El reto actual de la infectología es fomentar el uso adecuado y responsable de los antibióticos, para controlar la aparición de resistencias»

fotorcreated

Dra. Rueda Benito

Medicina de Familia y Especialista en enfermedades infecciosas.

Cita Aquí

Share