Jornada de buenas prácticas con la Fundación Hospital de Calahorra

Share

Entrevistamos a  Mónica López Ventoso, Directora de Enfermería y Responsable de Calidad e Innovación del Sanatorio Covadonga para  que nos hable sobre este intercambio de buenas prácticas.

Fundación Hospital de Calahorra

  • ¿Cuál ha sido la principal motivación para poner en marcha este programa de buenas prácticas

Tras obtener la certificación de calidad (ISO 9001:2015) en nuestro área quirúrgica, no quisimos quedarnos meramente en la obtención de un diploma, la calidad es un proceso vivo y por tanto debe nutrirse y cuidarse de forma continua. Los intercambios de buenas prácticas permiten ver otras realidades y otras formas de adaptarse a problemáticas comunes, oxigena, por decirlo de alguna manera, las ideas aplicadas en tu propia organización, contaminando, en el buen sentido, con los puntos de vista de otros centros, las soluciones y los caminos recorridos.

Toda esa puesta en común, enriquece a las organizaciones, siempre hay algo que aprender y siempre hay algo que puedas enseñar.

  • ¿Por qué la Fundación Hospital de Calahorra?

Desde hace tiempo conocemos la Fundación Hospital de Calahorra a través de las redes sociales y su prestigio en temas de calidad es por todos conocido. Si se habla de EFQM por ejemplo o aplicación de la metodología Lean en el ámbito de la salud es más que probable que termines hablando de la Fundación Hospital de Calahorra.

Dentro de su equipo se encuentran referentes de salud en la redes sociales como son Iñaki González(@goroji),Isabel Muñoz (@imunozmachin) y Pelayo Benito (@unfurioso) que junto con el prestigio de la institución, contribuyen a poner el foco en esta institución sanitaria.

  • ¿Qué es lo que más valoras de esta experiencia?

La fluidez de la información, el trato exquisito recibido por parte de la Dirección representada por la Dra. María Teresa Jiménez, el libre acceso a todo el centro para poder ver en primera persona la aplicación de las mejoras derivadas de los procesos de calidad… La verdad es que sentimos que nos faltó tiempo para continuar compartiendo y aprendiendo.

Por otro lado ver que en un centro de unas dimensiones muy superiores al nuestro, se implementa en todos los servicios una filosofía de calidad y cómo el usuario final se beneficia de esta metodología, no hace sino reafirmarnos en que trabajar por la calidad en sanidad mejora tanto el trabajo de los profesionales (agilizando, aportando seguridad, ganando tiempo…) como por supuesto el de los usuarios finales, centro último de toda nuestra actividad.

Es curioso observar que ante problemas similares, los profesionales tienden a implementar soluciones también parecidas aunque las herramientas sean distintas.

De izda. a dcha. Mónica L. Ventoso (Directora de Enfermería Sanatorio Covadonga), Noelia Vicente (Supervisora de quirófano FHC), Maria Teresa Jiménez (Directora médica FHC), Javier Valbuena (Gerente Sanatorio Covadonga) e Isabel Muñoz (Coordinadora de logística y compras FHC).

Me quedo con una frase de Isabel Muñoz… “Lean nos es más que hacer las cosas fáciles, si no funciona, es que no lo estás poniendo fácil”

  • ¿Qué ha supuesto para el Sanatorio Covadonga y qué cosas  podemos utilizar en nuestro día a día?

Supone reafirmarnos en la creencia de que la metodología en calidad, aporta beneficios no solo al usuario sino también al profesional y por extensión a la organización. Saber que estamos al principio de un camino que otros ya han recorrido pero que nos indican que los resultados, aun no estando libres de esfuerzo y trabajo duro, son positivos.

La sencillez de la metodología Lean Healthcare, donde también la FHC son un buen exponente de su implementación, aplicable en el día a día no solo de una organización sanitaria sino prácticamente de la vida diaria, hace que nos replanteemos que las cosas más sencillas son en ocasiones las que más se agradecen en el trabajo diario. Los avances en calidad no se fundamentan, al igual que cuando hablamos de innovación, en costosos aparatajes o inversiones millonarias, sino en la aplicación de un método y una correcta gestión de los recursos ya disponibles para hacer sencillo y seguro el trabajo diario.

Share

Nuestro cuidado del Paciente premio a la innovación del Club Asturiano de la Innovación

Share

El pasado viernes 26 de mayo el Sanatorio Covadonga ha sido distinguido con el Premio al Socio Innovador del Año del Club Asturiano de la Innovación: Innovasturias.

Con motivo de esta importante distinción que premia el esfuerzo que hacemos a diario os dejamos unas líneas con la reflexión de nuestro Gerente, Fco. Javier Valbuena, sobre lo que este premio significa para nosotros:

HOY VA DE INNOVACIÓN

La belleza, la creatividad y la innovación nacen en el encuentro entre la mente inquieta y el corazón latiente” (Alex Rovira).

Es indudable que a todas las personas que conformamos el Sanatorio Covadonga nos late el corazón, un corazón que busca la excelencia; imposible de alcanzar sin un profundo amor en lo que hacemos, cómo lo hacemos y a quién lo hacemos. Ya establecido en nuestra misión, nos centramos en las personas, porque Amar es servir y cuidar; dos palabras que materializamos día a día, y no sólo como eslogan.

El pasado viernes 26 de mayo nuestros latidos se aceleraron un poco más si cabe, ante el reconocimiento de una importantísima Institución, el Club Asturiano de la Innovación Un reconocimiento de nuestro trabajo, nuestra dedicación a hacer de la Atención Centrada en la Persona un elemento de innovación y diferenciación. La Atención Centrada en las Personas ha evolucionado hacia el concepto “Experiencia del Paciente”, arraigado ya hace años en otras latitudes, pero que en España apenas está en ciernes.

La experiencia del paciente consiste en el proceso por el que reciben cuidados las personas enfermas, las familias y los cuidadores. Es un elemento central de CALIDAD junto a la excelencia clínica y la seguridad en los cuidados.

La experiencia del paciente consiste en:

  • Recibir los mejores tratamientos
  • En un ambiente confortable y seguro
  • Ofrecidos respetando los tiempos y ritmos de las personas
  • Con la información suficiente para poder tomar decisiones
  • Con seguridad y confianza
  • Siendo tratado con honestidad, respeto y dignidad

Como he dicho, la CALIDAD es un elemento central en la Experiencia de Paciente, pero tan sólo un medio, no un fin en sí mismo. El Club Asturiano de la Innovación ha premiado un Proceso Innovador; ya que debemos ser conscientes de que la innovación no consiste exclusivamente en la inversión tecnológica. Innovar es “cambiar las cosas introduciendo novedades” y un campo importantísimo de innovación son los cambios introducidos en nuevos métodos de trabajo, procesos y formas de abordar las realidades. Ser pues, el primer hospital de Asturias en el que el bloque quirúrgico está certificado en Calidad conforme a la norma ISO 9001:2015, no es innovar, es solamente uno de los elementos de la innovación.

En nuestro proceso de innovación sobre todo hemos involucrado a personas: familiares, personas enfermas, profesionales de la salud, etc, para:

  • Establecer prioridades.
  • Gestionar recursos.
  • Asegurar procedimientos.
  • Documentar procesos.
  • Garantizar la trazabilidad.

En definitiva, para servir y cuidar; porque como decía el Dr. Albert J. Jovell,

puedo aceptar que no me curen, pero me costaría aceptar que no me cuidaron.”

En nuestro proceso de innovación entendemos que la medicina basada en la evidencia ha aportado muchísimo rigor en la práctica clínica, pero quizá ha puesto el foco excesivamente en los aspectos técnicos; pasando de puntillas por los valores que influyen de forma determinante en todas las fases de la construcción de la evidencia. De ahí que se haga imperativo un rescate de la ética médica y la evolución de una medicina basada en la evidencia a una medicina basada en el Valor. Concepto ampliamente desarrollado por el Dr. Jordi Varela.

Es pues un camino aún por transitar en el que hemos dado apenas un paso, y este reconocimiento del Club Asturiano de la Innovación estimula ese encuentro entre la mente inquieta y el corazón latente como fuente de la innovación.

 

Francisco Javier Valbuena Ruiz

Gerente del Sanatorio Ntra Sra de Covadonga

Share